viernes, 16 de enero de 2015

[Universidad] No maratón

Ayer me di cuenta de algo, de algo importante a lo que la gente no le saca partido, la nube.

Esta entrada es una reflexión sobre la evolución que he seguido hasta ahora para poder sobrevivir a la universidad. Y por ello voy a relatar como han sido los cinco años que llevo en esta.

Empecemos por biología:

En primero, yo era un tipo solitario que tomaba sus apuntes y estudiaba por su cuenta. Como iba a todas las clases y soy capaz de copiar apuntes a una velocidad endiabla, tenía una referencia nada mala para estudiar, y pude aprobar. Excepto dos asignaturas en las que el examen no tenía nada que ver con la teoría. Esas, fueron imposibles.

En segundo, ya tenía bastantes amigos y pude conseguir muchos apuntes, con lo cual, pude prepararme bien la mayoría de las asignaturas. Eso sí, dependendía constamtemente de estar pidiendo y buscando a la gente para que me entregara folios o el pendrive y demás. Ese año, abandoné la carrera, esto puede parecer sencillo, pero tuvo serias consecuencias en casa. Les costó mucho aceptar mi decisión. Eso sí, ahora estaba decidido a hacerlo bien.

En el verano transitivo que hubo por en medio, tuve que hacer muchas cosas. Realmente no sé por qué soy así y le doy tantas vueltas a todo, pero tuve mucha suerte y encontré este libro que me ayudo a salir adelante: Consejos de amigo para alumnos universitarios. Lo leí de pe a pa, y al terminar, le mandé un correo al autor dándole las gracias por compartir esos consejos que todo el mundo debería leer. Me dio las gracias al cabo de unos días y me dijo que se sentía orgulloso de que hubiera ayudado a alguien.

Hacer las cosas bien desde cero:

Lo primero que hice en informática fue buscar amigos que trabajasen. Una carrera que tiene seis asignaturas diferentes de matemáticas requiere de estudio en grupo, esto es inevitable a menos de que seas un genio del trabajo. Tuve la suerte de hacer un amigo el primer día que llegué. Y bueno, ahora es el mejor compañero que tengo, para qué mentir. Pero había que organizarse.Existen una multitud de herramientas online que a día de hoy, utilizo como si nada, pero que me habría venido muy bien disponer de ellas. La que descubrí ese año fue: Google Drive.

Cuando te creas una cuenta google, desbloqueas muchos servicios. Uno de ellos, es el Google Drive. ¿Para qué sirve? Para el almacenamiento en nube. Es decir, poner tus ficheros en un servidor al que puedas acceder cuando quieras. Tiene incluso una aplicación de Windows en las que Google Drive es una carpeta más. ¿Para qué diréis? Pues para poder compartir, claro. Lo que hicimos fue, entre tres amigos rellenar esa carpeta con toda la información posible y así conseguir una buena cantidad de apuntes. Nos compartíamos las prácticas y así teníamos todo a mano. Porque claro, donde puedas loguearte en google drive, están tus archivos. ¡Incluso tiene una aplicación para el móvil!

Con esta herramienta, primero no fue del todo mal, aunque podría haber ido algo mejor. Pero bueno. La siguiente herramienta vino en segundo. Salió en un trabajo muy extenso con Andrés. ¿Oye tío, y si hacemos el trabajo en un documento compartido de google? La verdad es que es genial. Puedes ver a otros usuarios conectados y escribir al mismo tiempo. Una gran forma de hacer trabajos en grupo, ¡y permite hacer presentaciones!

Y por último, la herramienta de este año. Y la estelar, y ¡no es de google! OneNote, de Microsoft. Esta herramienta es maravillosa. Está basado en la organización mediante libros, pero mejor os lo enseño en una imagen primero y luego hablo de sus maravillas.

Lo que más me gusta de esto es como funciona, usa tres niveles de organización:

1.El libro. El nivel más general que engloba a todo el contenido y representa al fichero. Yo por ejemplo, hago un libro por curso.

2.La sección. El primer subnivel, menos génerico y representa contenido similar. Yo por ejemplo, represento a las asignaturas.

3.Las páginas. El último subnivel, equivaldría a una hoja. Yo suelo hacer una página por tema. De tal forma que tengo, todo el contenido perfectamente organizado.

Además, Microsoft también tiene el OneNote online, (en su respuesta a los Google Docs también tienes el office online). ¿Mi opinión? Para trabajar compartido, Google, para personal, Microsoft.

¡Espero que esto os haya dado algunas ideas para poder sobrellevar mejor el curso!

Un abrazo.

2 comentarios:

  1. ¡Hola!:D ¡¡Qué bien te organizas entonces!! Conocía la de Google (esa herramienta me ayuda muchísiiiiiiimo), pero no la de Microsoft. Le echaré un vistazo, y a ver si me aclaro.^.^ ¡Gracias por compartir, además de tus textos, toda esta información!*-*

    Ahhhhh, mis padres sí me apoyaron cuando decidí abandonar informática. Pero nunca llegaron a apoyarme en otra cosa, como estudiar bellas artes. ¡Cómo es la vida! Ojalá poder empezar nuevamente de cero, por tercera vez. xDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento tener todo lo más organizado posible, soy un gran desastre, pero es que es tan útil tener todos apuntes en cualquier lugar bien clasificado sin perderte entre montones de ficheros *-*
      Oh, que envidia en que te apoyaran, ¡eso dice muchas cosas buenas de ellos!
      ¿Bellas artes?
      ¡Literatura comparada, como Murakami!
      <3
      Un beso y gracias por comentar

      Eliminar