sábado, 30 de mayo de 2015

De resultados y avances

¡Pude con la crisis!

Fue difícil, muy difícil. Pero hay que entender una cosa: Los seres humanos, en nuestra naturaleza tenemos el derecho a hacer lo que queramos. Escribir para que se venda, es una forma de ganarse la vida. Quizás un libro totalmente comercial sea todo lo que necesite alguien en algún momento. Y actuar, de juez, es una soberana tontería. Sólo podemos ser jueces de nosotros mismos, es donde únicamente tenemos derecho.

La otra cosa a entender: Si un libro no te gusta, déjalo. Me amargué muchísimo con "Salto Mortal" de Kenzaburo Oe, para nada. Porque podía dejarlo en cualquier momento y haber seguido adelante. Pero mi tozudez me hizo continuar y desembocar en un lugar donde acabé terriblemente triste.

A partir de aquí la entrada es autobiográfica:

Querido yo, felicidades. Has conseguido mucho, casi todo lo que te proponías. Sé que no habrás olvidado los increíbles malos momentos, puestos que serán para siempre parte de ti. ¡Pero has llegado muy lejos! (Y ni se te ocurra conformarte, porque entonces estarás acabado).

Muchísimas felicidades por tener razón, por ser un gilipollas y un bruto y hacer las cosas a tu modo aún cuando la gente te decía que no valía la pena.

A pesar de tu visión pesimista (nunca renuncies a ella, recuerda que la realidad siempre es cruel), has logrado cosas que incluso los demás te han reconocido (y mira que a mucha gente le cuesta reconocer que se equivocaba). Pero lo más importante, es que hayas podido superar tus miedos, hayas ascendido por aquel profundo pozo lúgubre que se iba pareciendo a un hogar, y ahora ya puedas decir con total seguridad que estás fuera.

Sé que en este tiempo has renunciado a innumerables cosas que te hacían feliz, por creer que no las merecías. Y te has resignado a no poder soñar con ellas. Si en algún momento, tienes estabilidad, deberías desempolvar esos sueños abandonados. Y también deberías escribir lo que quieras y cuanto quieras. (Siempre bajo el beneplácito de Diana, ella será la mejor jueza de tu locura).

¿Recuerdas a aquel maravilloso profesor de Bases de Datos? Sí, siempre lo vas a recordar. ¿Recuerdas lo que te dijo? Adrián: «Lo simple, es bello». Si por alguna casualidad, la has olvidado. Es una buena máxima para la vida. Creo que en el futuro te servirá para todo lo que necesites.

Nunca serás perfecto. Pero mientras persigas la perfección, podrás llegar a ser brillante. Lo que te no te mata, te hace más muerte. ¿Y te sientes más fuerte tras todo lo que has pasado, verdad?

Ve y conquista el mundo. Porque puedes.

1 comentario:

  1. Holiiii :)

    NO PUEDO CON ESTA ENTRADA, es absolutamente maravillosa. *____* Te cuento un pequeño secreto, aunque no lo creas, ¡los tengo! ^.~ El secreto: me gusta verte feliz. Me emociona ver a la gente que quiero así (sí, te quiero, y no es un compromiso xDDDDDDDDDDD). Siempre que te leo me dejas un poco sin aire. No sabría cómo explicarlo exactamente. Pero me alimentan tus palabras. Me crees, ¿verdad?

    Admiro que seas capaz de escribir una entrada como esta. Por mi parte, no podría ser sincera conmigo misma. Hmmm, sí, no creo que lo lograría. Soy incapaz de analizar los resultados, ahora, lo imagino y creo que no existe en mí una satisfacción personal. Así que, ¡te admiro mucho! Y me complace que te sientas así. Espero, de todo mi corazón, con toda la sinceridad, que consigas eso que tanto anhelas. Por otra parte, me encantaría que, además de conseguir ser brillante y triunfar en la vida, ¡seas feliz! ¡Y te dediques un poco a esas cosas que te hacen sonreír! Tu voz tiene que combinarse con tu sonrisa, por favor. :)

    Cuando me enrollo, ¿qué crees? ¿por qué crees que lo hago? Realmente, no necesito respuestas. Consideres lo que consideres (opines lo que opines sobre mí), una cosa es cierta, ¡¡escribes como en mis sueños!! Eso es maravilloso, y nadie me cree.

    ResponderEliminar