jueves, 30 de julio de 2015

Persigue tus sueños

Querido lector:

Esta es una de esas cartas que uno nunca sabe cuándo escribir. Todo momento parece inapropiado y si te metes en una mente tan inestable como una vida, no quieres desaprovechar las subidas ni tienes ganas de ponerte a sincerarte cuando llegan las bajadas.

Quiero exponer, todas las cosas que me pasan por la cabeza. Hace tiempo oí a un amigo decir que una de las peores cosas de él, es que no para de darle vueltas a las cosas. Me hizo bastante gracia, yo soy de los que le dan vueltas a las cosas años y no toman una decisión sin pensar en algún momento el famoso "y si". Aunque por lo general intento que mi vida sea bastante simplista y escoger siempre en un mundo binario, nunca acabo consiguiéndolo.

Desde enero tomé la decisión de que me centraría en triunfar y poco a poco fui renunciado a cualquier otro vicio que me alejara de ese triunfo. Me animaba a mí mismo conque tendría todo un verano para hacer lo que quisiera y podría dedicarme al sagrado y consabido vicio de escribir.

El problema es que todo salió demasiado bien. Sí, eso es un problema. Todo salió según lo previsto y por primera vez fui consciente de mis capacidades, de mi derecho al triunfo, de mis sueños. Mi sueño en general, es tener ingresos suficientes a fin de mes como para poder vivir independientemente, no me importa comer comida en lata, ir a una lavandería, ducharme con agua y tener solo una cama. El motivo de que esté en informática radica en todas las salidas que esta carrera aporta, el auge que tiene y demás.

Pero la carrera por sí sola no es suficiente. Cuando terminé el curso, aunque intenté relajarme, solo me vi peor. Revisé una increíble cantidad de ofertas de empleo, y me di cuenta, de que incluso mi sector, tiene el dichoso pesar de "mínimo 2-3 años de experiencia". Mi mejor amigo insiste en que debo hacer lo que me guste y que el tiempo dirá. Pero yo no quiero, yo tengo un sueño y quiero cumplirlo.

He cursado tres cursos actualmente, todos relacionados con un mundo, donde no puedo decir que dejaría de dormir por ello, pero si que me ha hecho despertar ciertas pasiones. (Es que no hay forma de que no piense en la red y se me venga una historia de ciencia ficción a la mente). El caso es que está tan o más jodido que lo demás. Y no he parado de seguir aprendiendo, intentado mejorar. He estado en contacto con mis profesores (si, incluso en julio he estado hablando con ellos). Y uno me ha animado mucho. La cuestión es que hay tanto por aprender, que puedo reducir a la nada todo lo que he aprendido hasta ahora. Es algo bastante triste. En general, soy una persona que vive por un mañana, y no hay más desolador para mí que la promesa de un mañana oscuro. Me he seguido esforzando, tengo una página personal http://kotenoru.com, donde tengo un blog en el que pruebo nuevas tecnologías, y está enlazada a una wiki donde voy documentando mis prácticas como Administrador de Sistemas (acabo de reempezar hoy, ya pondré el por qué) y tiene hueco para un blog que espero desarrollar con Django (una tecnología que no me interesa para nada pero que me sirve para repasar otra tecnología MUY importante).

Así que la mitad de mi vida se ha dividido en: "Deberías escribir, escribir mucho, puedes publicar en Amazon y si escribes a un ritmo considerable, podrías ganar dinero con ello. No tienes que hacer una obra maestra, solo escribir mucho, y por vivir de ello. Ser escritor no es un trabajo, a menos de que te ofrezcan un contrato mensual para publicar alguna serialización (cosa que ni sabía que existía), pero podrías vivir de ello, y ya sabes que si consigues vivir, tendrás tu sueño".

Por otra parte: "Has llegado hasta aquí, tienes grandes capacidades, y aunque no sean tan grandes como crees, tú voluntad es de hierro, puedes trabajar mas duro que nadie porque sueñas con ello. Debes seguir adelante, gastar hasta tu último aliento en aprender".

Y así todos los santos días. Ante la negativa de las posibilidades aquí, miré trabajo fuera. UK e Irlanda son la puta hostia, tienen una oferta de trabajo increíble, y puedes conseguir mejorar mucho en cualquier oficio. Pero tengo miedo, tengo miedo de irme a otro país. Mis habilidades sociales, son cuanto menos escasas, y lo que es peor, yo amo este idioma. Pero si me fuera a un país de habla inglesa, a este idioma le dan un ratito por el saco. Ya sé que el saber no ocupa lugar y esas cosas, pero ya bastante tengo con recordar las diferencias de sintaxis entre python y ruby como para ponerme a aprender idiomas.

Total, que tengo suficiente material como para preparar el FCE por mi cuenta. Mis principales lecturas son libros técnicos en perfecto ingles y mi nivel auditivo va creciendo con una serie de audiolibros de Murakami (que ya he leído), en inglés también. (Hay cosas que no entiendo ni papa, la verdad).

El caso, es que aproximadamente tendré 4000€. Me juego mi vida a ese dinero. Esa es la bolsa de la que dispongo una vez termine la carrera para encontrar trabajo. Y por ello, me da miedo también irme a otro país, porque ese dinero, se evaporaría.

En resumen querido lector, que si tú corres la suerte de no ser una persona como yo, que juega con el tiempo en su contra, te recomiendo que nunca le hagas caso a nadie que no sea tú mismo, y que si eres un mar de dudas, cojas una moneda y tomes las decisiones a cara o cruz. Mucha gente que conocí, llegaron a ser excelentes en su campo, solo por un cara o cruz.

Ve y persigue tus sueños, porque nadie lo hará por ti. Y al final, puede que no los consigas, pero te quedará el camino recorrido.

4 comentarios:

  1. Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh (en su mente sigue apareciendo "oh" una y otra vez), por favor. ¡Y yo que pensaba que no podrías escribir una entrada mejor! ¡Una entrada que superara a las otras! Luego escribes esta, ¡y todo se derrumba! *se abraza a sí misma*
    Se trata de una entrada que leería siempre, tiene algo que me atrae. *3* No la borres, por favor. Déjala aquí en tu blog, que me pareció muy maravillosa. Oiiiish, yo una cosa tengo clara, ¡y es que te quiero muchísimo! *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mi Diana....
      Me quieres demasiado, casi con total seguridad, más de lo que merezco.
      Me alegro mucho de haberte conocido, de verdad.

      Eliminar
  2. Hey, Adrien! (se me hace raro no utilizar el Kotenoru con el que te conocí xD)
    Probablemente este comentario no va a ser tan emotivo como es el de Diana (yo no sé de dónde saca esta chica la dulzura y la emoción en las palabras *-*) pero no he podido resistirme a escribirte. Tu forma de expresarte... Es genial. ¡Escribes como si sacases las palabras directamente de tu alma! Y no necesitas nada más, porque con la pasión que impregnas en cada línea logras atrapar al lector, así que estoy segurísima de que si te propones escribir y dedicarte a ello, aunque sea cuando te jubiles a los 40 y te retires espiritualmente, lograrás tu sueño.
    Aunque te he ido leyendo, no te he comentado nunca (creo) porque no entiendo NADA de programación, pero aunque no entienda nada gracias a ti era como si sí lo hiciera. No sé si me explico...
    Espero que seas muy feliz y que sigas adelante aunque de vez en cuando te de un bajón (lo cuál es lo más normal del mundo, pues eres humano, ¿nooo?)
    Muchos besos :3
    Dafne

    PD: ¿Está hecho adrede que publicases la entrada a las 2:22 ? Me ha llamado la atención la hora :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Dafne!
      De lo primero, yo tampoco lo sé.
      Muchísimas gracias por el elogio, de verdad. Murakami empezó tarde, eso me digo siempre...
      Espero que tu también seas feliz, yo sufro diversas recaídas porque todo pinta en general, bastante mal y como ya he dicho, en el momento en que renuncie al español, mi vida se trastocará.
      Un beso muy grande para ti.
      PD: Lo de la hora ha sido una casualidad muy grande. Una alineación de los planetas, digamos :)

      Eliminar