miércoles, 12 de agosto de 2015

¡Inmersión! Nos vamos al mundo de la literatura japonesa

He leído poco -realmente poco- de la literatura japonesa. Tuve el primer contacto a través de Haruki Murakami (al igual que muchos, imagino). Y fue Tokio Blues el primer libro que me hizo llorar a mares. Sí, mucha gente se sorprende de mi reacción y la amiga con la que estaba leyendo ese libro no atisbó ni la décima parte del dolor que sentí yo.

Pero el caso, es que a mí me caló muy hondo y me seguí zambullendo. Leí muchos más libros de él: Crónica del pájaro que da cuerda al mundo; Sputnik mi amor; Sauce ciego, mujer dormida; After Dark; La caza del carnero salvaje; Al sur de la frontera, al oeste del sol y De que hablo cuando hablo de correr.

Murakami golpeó con mucha fuerza en mi vida y heredé otras cosas de él, que ahora mismo no vienen al caso. Pero leyendo los comentarios de la red, la gente decía: “Es que Murakami no representa a la literatura japonesa”.

Ese comentario, al principio, me molestó. No voy a mentir a nadie. Pero después me dije, que yo estaba en pañales, y que era lo único que había leído de la literatura japonesa.

Así que, me aventuré con Diana al mundo de Sōseki Natsume. Con ella leí Kokoro -el Quijote de la literatura japonesa, lo consideran- y Soy un gato. En ambas obras me sentí cómodo e igual (o más) fascinado por esa escritura poco recargada. Me hacía muy feliz y al mismo tiempo, en el caso de Kokoro, también sufrí mucho.

Aún así, detuve este terreno cuando me enfrente a Kenzaburō Ōe. Empecé Salto Mortal, la primera obra que escribió tras ganar el premio Nobel. Mi primera impresión fue: ¿Está mal mi edición? ¿Por qué los paŕrafos son tan enormes? Me perdía muchísimo en la lectura y no conseguía engancharme, al final, abandoné la lectura. Me sentí triste por ello.

En ese tiempo, casi no leí (la universidad, que no tiene tanta consideración con las personas como los amigos) y si leí, fueron libros breves poco relacionados con este mundillo (Lovecraft, Orwell, Rilke, Zweig, etcétera).

Hasta hace poco. Donde en tweet de Alianza Editorial, mentaron a Yukio Mishima. Indagando un poco sobre él, se había inspirado mucho en Rilke. Diana y yo nos aventuramos a leer Confesiones de una máscara. Sin más. No quiero relatar el dolor que me transmitió esta obra -sobre todo su deseo de muerte-, creo que jamás un libro había sembrado en mi una tristeza semejante. (Eso es algo muy bueno, pues soy amante del drama).

Ahora mismo, Diana y yo leemos País de nieve. Que me traslada mágicamente al lugar donde se narra. El tipo de escritura me encanta, y en consecuencia, he hecho una estantería en GoodReads con muchos libros, pero quería dejar aquí, algunos autores y un poco de información sobre ellos.

EL PADRE DE LA LITERATURA JAPONESA

Sōseki Natsume

Considerado la piedra angular de todo lo que se conoce por novela en el mundo japonés. Hay que entender que este género literario no se cultivó hasta la Era Meiji (1868-19XX), por lo que era un género en pañales. Fue este hombre tan importante, que su efigie está en los billetes de 1000 yenes.

    Obras para leer de él:
  1. Soy un gato
  2. Daisuke
  3. Sanshiro
  4. Kokoro

Como dato, la casa en la que está inspirada Soy un gato, (donde el mismo Sōseki vivió) es un museo abierto al público.

PILARES DE LA LITERATURA JAPONESA

Ryunosuke Akutagawa

Este hombre despertó mi admiración. Escritor de cuentos cortos toda su vida, ¡incluso el mismismo Akira Kurosawa se inspiraría en él!

    Obras para leer de él:
  1. Rashomon y otros cuentos
  2. Kappa y los engranajes
Jun'Ichiro Tanizaki

Escribió un ensayo crítico sobre Sōseki, así fue como lo conocí. Su vocación literaria recorre toda su vida y recibió dos premios por ello. (Orden de la cultura en Japón y miembro de honor de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras).

    Obras para leer de él:
  1. Hay quien prefiere las ortigas
  2. Las hermanas Makioka
  3. La llave
Kobo Abe

Este hombre me hizo sentir miserable. Sólo basta citar esto de wikipedia: “fue un escritor, dramaturgo, guionista de cine, fotógrafo e inventor japonés.” Un hombre todo terreno que además, hacía cosas con calidad.

    Obra para leer de él:
  1. Idéntico al hombre
Mori Ōgai

Algunos incluso lo consideran el antagonista de Sōseki, pues siendo contemporáneos, su vida no pudo ser más diferente. Mientras que Sōseki era un humanista y crítico, este hombre participaba en las guerras como médico militar Fue fundador y editor de revistas literarias. Y sí, tradujo a Rilke.

    Obras para leer de él:
  1. Vita sexualis
  2. El ganso salvaje

GANADORES DEL PREMIO NOBEL

Kenzaburo Oe

Este hombre se merece otra oportunidad por mi parte. En mi caso, recomendaré esta novela cuyo título no deja de impactarme.

  1. Arrancad las semillas, fusilad a los niños.
Kawabata Yasunari

Autor de gran consideración y maestro de Yukio Mishima. Entre ellos yace una historia tan profunda que de pensarlo solo me dan ganas de llorar. Cuando ganó el Nobel, se preguntó por qué no se lo habían dado a Mishima. Y poco tiempo después de que Mishima se suicidase, Kawabata Yasunari también se suicidó.

  1. País de nieve
  2. El maestro de Go
  3. Lo bello y lo triste
  4. Correspondencia 1945-1970

Esta última novela tiene toma mi atención. Se trata de cartas que se mandaron él y Mishima antes de que este último se suicidara.

NOMINADOS AL PREMIO NOBEL

Yukio Mishima

Homosexual. Esto es lo primero que tengo que decir. ¿Os imagináis la presión que tenía que tenerse en un país como Japón, por ser homosexual? Pasó una vida muy difícil y escribió libros muy hermosos.

  1. Confesiones de una maścara
  2. El mar de la fertilidad

Este último se trata de una tetralogía, ¡era para que os pensarais que eran poquitos!

Haruki Murakami

No sé si debería poner más libros de él con todos los que he puesto al inicio, pero bien es cierto que aún me quedan algunos libros que tienen gran renombre.

    Obras que me faltan:
  1. Kafka en la orilla.
  2. Los años de peregrinación del chico sin color
  3. 1Q84

Aun quedarían por nombrar, los ganadores del premio Akutagawa y los ganadores del premio Mishima. Pero por desgracia, muchos de ellos no he podido encontrarlos traducidos al español. (No digo castellano, puesto que algunos han sido traducidos en Buenos Aires).

Y me faltan muchísimos más. Sobre todo me ha sorprendido la inmensa cantidad de mujeres que hay ganando estos premios mencionados arriba. Me gustaría seguir indagando, pero por hoy, estoy algo cansado. ¡Y tenemos muchos libros por leer ahora mismo!

2 comentarios:

  1. ¡Hola! :)

    Empecemos. No recuerdo el primer contacto que he tenido con la literatura japonesa. ¿Fue Murakami? No, creo que fue algún otro libro de algún otro autor o autora, pero que ni puedo recordar. De todos modos, Murakami fue el que dio comienzo a algo grandioso. *___*
    Oh, ¡qué adorable! Me menciona y todo, pensaba que tú ya eras un gran lector de autores japoneses... no imaginaba que los dos nos habíamos metido en esto a la vez, creía que tú ya tenías tu gran pasado como lector. :D

    Autores. No me sonaba el nombre Ryunosuke Akutagawa. ¡¿Mori Ōgai tradujo a Rilke?! *___* El título "Vita sexualis" me suena algo... extraño. XD Aiiiiiis, Kenzaburo Oe, Kenzaburo Oe y Kenzaburo Oe, ese autor que me asustó. Mishima se ganó todo mi amor, la verdad es que me impactó tanto ese libro, que aún no lo puedo olvidar.

    Como mencionas al final de la entrada, ¿y las mujeres? o.o

    ¡ESTA ENTRADA ME ENCANTÓ! *____*
    ¡Quiero más así! <3

    Besitos. :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bien recibida eres siempre, Diana!
      Me alegro de que valores así a Murakami -Pero Naoko jamás me amó-.
      Sí, ¡claro que te tengo que mencionar! A fin de cuentas leí contigo muchos libros, ¡debía mencionarte!
      Rilke desecadenó muchas cosas. Sobre todo en mi interior. ¡Muchas gracias por recomendarme cartas a un joven poeta!

      Las mujeres sobre todo ganan premios de Mishima y demás, pero... Habría que seguir investigando x)

      Un beso

      Eliminar