lunes, 17 de agosto de 2015

Otro concurso

Aunque esta vez he ido contrarreloj, y solo he podído dedicarle cuatro tristes días -el plazo es más amplio, pero yo hoy me tengo que ir-. He hecho todo lo que he podido. Al igual que antes, aquí quedan los que no quise enviar.

Primer texto:

Hoy es un día cálido, con poca niebla. En estos días, ella solía levantarme con un beso, decirme que el mundo era maravilloso, y tiraba de mí hacia el patio.

Allí, entre las flores que yo había cuidado con tanto amor, sobre el césped que el rocío había empapado, ella bailaba. Saltaba y giraba sobre sí misma, haciendo volar a su vestido blanco. Gritaba mi nombre y yo pensaba que su voz era música.

A veces, miro por la ventana y creo oír el piano que antes la acompañaba.

Pero nunca dura más de unos breves instantes, siempre se va con el eco de las hojas.

Otras veces, pienso, que no hago más que buscar el fantasma de ella en las mujeres de las que me enamoro. Pero este acto egoísta, no es real. Ellas siempre sacan a relucir su luz, me deslumbran y me hacen olvidarme del pasado.

Ahora mismo, recuerdo a todas y cada una, sus sonrisas, sus manías. Como si hubieran estado siempre conmigo. Y mientras miro por la ventana parece que se han unido todos sus fantasmas a bailar. Me pregunto:

«¿Quién será la siguiente muchacha que me mostrará la felicidad?»

Segundo texto:

Dicen que los recuerdos más puros son los los únicos que sobreviven a la muerte, que no hay dios o demonio que pueda ponerles fin.

Por ello, sé que siempre estarás conmigo.

Igual que cuando ahora despierto, en soledad, y veo como mi cama recuerda la forma en que dormías, haciéndome sonreír.

Igual que cuando a veces me despierto, en compañía, y oigo el eco de tu voz, que me recrimina: «¿qué hace un artista como tú durmiendo con una mujer que no ama la poesía?»

Pero en todas las amaneceres, en todos los ocasos, puedo recordar como bailamos. Como reímos, como vivíamos sin temor. Fantasma que ojalá nunca me abandone.

Al final, caminé por la vida buscando y abandonando amores imposibles allí por donde pasé.

Disfruté hasta el límite de mi alma con cada uno de ellos.

Y ahora, en este noche estrellada, la muchacha sentada a mi lado me sonríe. Para mí mismo, pienso: «Vendrán los malos tiempos, ¿podrá alguien borrarme la sonrisa cuando recuerde esta vida bohemia?»

La muchacha deja de sonreír, se levanta y baila bajo la luna.

Y a mí, no me queda más condena que crear otro recuerdo al que nadie pueda ponerle fin.

Tercer texto:

Si arreciara la noche de mis días, hoy mismo, con un traje tan oscuro como el vestido que llevas.

Si me inquiriera la luna, tan clara, como tu hombro que yace al aire, y huye de las sombras.

Si me invadiera el silencio eterno, como aquel momento que captó mi memoria y pudo romper el eco de aquel saxofón que invadía la habitación.

¿Tendría algún arrepentimiento?

Al final, todo trata, de los amores que más nos marcan en la vida.

¡De los inolvidables! ¡De los eternos!

De los amores que nos hacen sonreír con el paso del tiempo y nuestra pareja actual, también sonríe pensando en los suyos.

De los amores que ahuyentan a los fantasmas de la soledad.

De aquellos que robaron al tiempo su misma esencia y nos regalaron instantes que valían mucho más que cualquier vida eterna.

De los que parecían grises y se ocultaban en las luces y sombras para enseñarnos, cuando los ojos inquietos ya no miraban, su interior de arcoiris.

Si todo aquello del ocaso de mis días llegara.

Yo prometo recordarte con un sabor agridulce en los labios, musa.

Y morir sin arrepentimiento alguno en la conciencia.


Me da mucha pena no haberle dedicado más tiempo, el tercero, modificado, podría haber sido el elegido, o el primero. Pero al final, se echó el tiempo encima.

¡Si no, no pasa nada, la próxima vez será!

2 comentarios:

  1. WoW Son muy hermosos, Adrien *-* Y si ninguno de los tres lo elegiste para participar en el concurso, no puedo ni imaginarme cómo debe de ser el que enviaste.
    Escribes con una dulzura y un sentimiento... A mí se me da muy mal la poesía y cuando os leo a vosotros, personas que podéis escribir textos tan emotivos, mis labios rasgan inevitablemente una sonrisa.
    Espero leer que el Cuarto Texto ha resultado ganador ;)
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Perdóname por tardar en responderte! Estaba de viaje.
      ¡Muchísimas gracias por leerlos todos!
      He tenido ayuda, una musa generosa que me sirvió de inspiración para todo *-*
      Me hace hace feliz que los hayas disfrutado.
      Un besito para ti <3

      Eliminar